Empleo Iniciativas y alianzas que crean puestos de trabajo

Para Fundación ONCE es primordial lograr el mayor impacto posible en la inclusión laboral de las personas con discapacidad. Y el año 2014 ha sido un periodo muy positivo en este sentido ya que se han conseguido crear 8.805 puestos de trabajo para personas con discapacidad a pesar de la difícil coyuntura económica del país. Un logro aún más relevante si se tiene en cuenta que el 86% de estos empleos han sido ocupados por personas con dificultades especiales de inserción.

Hitos 2014 (Publicados como retos en 2013)

  • Ampliar el radio de acción de los proyectos de creación de Empleo y Formación de la Fundación Once y las empresas de la ONCE y su Fundación.
  • Potenciar líneas de trabajo para deportistas de alto nivel en el ámbito del programa ADOP EMPLEO-PROAD.
  • Consolidar el modelo de valoración de proyectos de Fundación ONCE tras conocer los resultados de la fase piloto.
  • Ampliar el radio de acción de los proyectos de creación de Empleo y Formación de la Fundación Once y las empresas de la ONCE y su Fundación.

Unos resultados que continúan con la senda de creación de empleos que Fundación ONCE ha mantenido a lo largo de todo el periodo de crisis, gracias también a un ritmo de inversión en programas de empleo y formación constante. Un capítulo para el que en 2014 se destinaron 60 millones de euros. Así la suma de empleos creados en los últimos 20 años gracias a la labor de Fundación ONCE alcanza los 78.387 empleos para personas con discapacidad.

Estos ámbitos de actuación se materializan en el impulso por parte de Fundación ONCE de una serie de grandes proyectos e iniciativas enfocados a la creación de empleo.

Las personas con discapacidad y el empleo

Sólo una de cada cuatro personas con discapacidad está ocupada en España. La tasa de empleo entre este colectivo es del 24,5% (en 2008 era del 28%), frente al 57,8% de las personas sin discapacidad

Mientras que la tasa de actividad de las personas con discapacidad es del 36%, (48% entre las personas sin discapacidad) y apenas ha crecido desde 2009. Además, los salarios de las personas con discapacidad son un 10% más bajos que los del resto de la población.

Estos datos publicados en 2014 por ODISMET en su “Informe 0” ponen de manifiesto cuánto queda aún por hacer para alcanzar la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral.

Sin embargo, la inclusión laboral de las personas con discapacidad es una cuestión no sólo de justicia social sino que también conlleva beneficios en los ámbitos interno y externo para aquellas organizaciones que apuestan por la igualdad:

  1. Nuevo talento e incorporación del valor de la diversidad en los equipos.
  2. Nuevo mercado potencial de clientes: las personas con discapacidad suponen el 8,5% de la población, y están presentes en 1 de cada 4 hogares españoles.
  3. Respon sabilidad de la cadena de valor, con el impulso de la compra o contratación de Centros Especiales de Empleo o proveedores responsables en materia de discapacidad.
  4. Mejora del clima laboral de la organización y el orgullo de pertenencia al trabajar para una compañía capaz de gestionar el talento diverso de todos sus empleados.
  5. Favorece la reputación y el prestigio de las compañías.

Ir al inicio del contenido