Carta Jose Luis Martínez Donoso

El principal hito que ha marcado la actividad de la Fundación ONCE a lo largo del ejercicio 2014 ha sido su separación, en lo que a la gestión se refiere, de la antigua Fundosa Grupo, que se enmarca desde finales de año, en el grupo empresarial que aglutina a todas las empresas de la ONCE y su Fundación, y que actúa bajo la nueva marca única, ILUNION.

La Fundación ONCE, que mantiene su posición de accionista, marca una impronta y aporta sus valores al Grupo Empresarial ILUNION, y vigila el cumplimiento de los mismos.

Por otro lado, la Fundación ha logrado continuar su senda de creación de empleo: 7.610 puestos de trabajo para personas con discapacidad (sin contar las plazas ocupacionales ni el empleo generado en la ONCE). A la vez, ha sido capaz de mantener los fondos destinados al Movimiento Asociativo de la Discapacidad, a pesar de la reducción de los ingresos procedentes del fundador.

Las líneas estratégicas que orientarán la actuación de la Fundación ONCE en el medio plazo, son la reordenación y la optimización de la asignación de fondos destinados al Movimiento Asociativo, en un momento en que la Fundación es el principal agente financiador del sector; y la captación de fondos adicionales procedentes, principalmente, de empresas, y en menor medida, de microdonaciones.

En cuanto a los retos para el próximo ejercicio, podemos identificar, de una parte, la adaptación al nuevo marco del Fondo Social Europeo, y a la articulación que se dé desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social al Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación, en el que la Fundación ONCE participa a través del “Programa Por Talento”.

En materia de formación y empleo, apostaremos por la aplicación de las nuevas tecnologías para ampliar la actividad de formación online y llegar a más alumnos potenciales; y probaremos experiencias de teletrabajo que permitan avanzar en el desarrollo de esta modalidad de empleo, con grandes posibilidades para las personas con discapacidad.

Continuaremos trabajando para mejorar nuestra metodología de evaluación de proyectos, convencidos de que contribuye a profesionalizar la gestión de las organizaciones de la discapacidad, y nos ayuda a evaluar el impacto de nuestros programas de una forma más rigurosa. Premiaremos a los proyectos excelentes y fomentaremos la presentación de propuestas conjuntas de varias organizaciones, como forma de promover alianzas y optimizar la aplicación de los fondos.

En materia de accesibilidad, haremos una apuesta decidida por el desarrollo de la Smart City, aportando nuestra visión de que la ciudad inteligente debe ser, también, accesible y “vivible” para todos. Este desarrollo lo promoveremos a través del apoyo a la innovación y al intraemprendimiento, y al impulso de startups que canalicen los nuevos proyectos.

Por último, en materia de RSE, estamos trabajando internamente para dar respuestas a las empresas que tienen presencia en América Latina, y que nos demandan apoyo y acompañamiento para seguir creando empleo para personas con discapacidad en esos países.

Ir al inicio del contenido